Salamina y Aguadas. Eje cafetero

aguadas10
Día festivo en Aguadas

En mi camino de la ciudad de Pereira a Medellín, hice parada en dos pueblos pertenecientes a la Red de Pueblos Patrimonio de Colombia: Salamina y Aguadas. Fue todo un acierto, ya que en el tiempo que permanecí en ellos no vi a ningún otro viajero o turista no colombiano.

Ser el único viajero de un país diferente al que te encuentras, es una situación generalmente grata, ya que la gente te da un trato especial por ese simple hecho, y ese trato especial normalmente suele ser bueno. En estas situaciones no eres uno más, no eres ni te hacen sentir como una cartera con patas, si no una persona por la que sienten curiosidad por venir de un lugar lejano.

salamina15

Panorámica de Salamina

Salamina es un pueblo ceñido a un cerro. La primera vista que tuve del pueblo fue de uno de los barrios cuyas casas parecían encoladas al cerro donde se asientan para que no se cayesen. Asomarse a algunas de sus calles era practicamente como asomarse a un barranco; la calle iba desapareciendo hacia abajo en la distancia, las casas volviéndose más y más pequeñas en la lejanía.

Ese día había ambiente de fiesta en el pueblo. A la noche hubo concierto en la plaza y duró hasta las cinco de la mañana. Yo me desperté cuando acabó la música, al cesar el ruido parecía que me faltaba algo.

salamina10
Cuidadín con la churrasca que calza el notas

La tarde anterior me llamó la atención que en todos los accesoss a la plaza, hubiera control del ejército, al rato comprendí el porqué. El chaval que me acompañó a localizar uno de los pocos alojamientos disponibles en el pueblo, me pidió que le esperase un momento, ya que el ejército seguramente le interceptase la navaja de ocho dedos de hoja que llevaba en la cintura. Le pregunté por qué llevaba semejante herramienta y, extrañado me contestó que por si acaso. Después de pasearme por el pueblo y ver a la gente en ese ambiente rural, tranquila, feliz y contenta, hasta se me hacía raro que tuvieran necesidad de utilizar tales artilugios para dirimir una disputa. Parece ser que la verbena discurrió en un ambiente afable y sin ningún incidente reseñable. Eso sí, cuando acabó el concierto y ya había amanecido, algunos irredimibles seguían de parranda por las calles. Se oían sus conversaciones exageradas, el tañir de una guitarra que desacompañaban una serie de voces y, alguien que se aburría y ante la algarabía de sus compañeros de rumba, disparó unos tiros al aire como para dar por concluida tan intensa noche.

salamina6
Escena en Salamina

Aguadas también estaba de celebración, pero en este caso era solamente matutina, con lo que el ejército ni apareció por allí, solamente se veía algún policía “apatrullando la siudá”

aguadas22
Aguadas

Aquí también el ambiente era festivo, con rifa y/o subasta de ganado incluida. Los medios de transporte casi no daban a basto en este continuo ir y venir de gente.

Así pues, el día finalizó como había empezado, apaciblemente.

aguadas6

Anuncios

Anímate a dejar tu opinión sobre la publicación

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s